Qué batidos de proteínas tomar y cuándo es el mejor momento

Cuando se empieza a necesitar ayuda suplementaria para seguir avanzando, y cuando la base, que es la dieta, requiere cierta ayuda, empiezan las preguntas y las dudas…

Queremos aclarar desde Bike and Breakfast, que la base de todo deportista o no, ha de ser una adecuada alimentación. De ningún modo la suplementación va a sustituir nuestra comida saludable.

También conviene aclarar que los batidos, ni son ilegales, ni son doping, ni están prohibidos, ni necesitan receta…

Tan cierto como que hay que consumirlos con prudencia. La misma prudencia que hay que tener a la hora de no atiborrarse de chuletones, de huevos, de marisco, de pasta…

Que quede también claro, que nuestra intención no es que todos toméis suplementos, ni que sean imprescindibles. Lo que sí es cierto es que suponen una ayuda interesante cuando estamos estancados, cuando necesitamos subir de peso, cuando necesitamos energía extra, cuando tenemos que recuperar un poco más rápido, etc.

Batidos de proteínas

¿Por qué hay que tomarlos? Porque el deportista necesita ingerir unos 2gr de proteína por cada kg muscular que posea.

Problema añadido es que, si antes de entrenar, quieres aportar esa proteína, comiendo por ejemplo un filete, necesitarías varias horas para tenerla disponible por el organismo.

Con los batidos, la disponibilidad es mucho más inmediata y fácil de digerir.

Cuando nuestro objetivo es incrementar el peso corporal o acceder a un importante volumen de kcal, lo más interesante serían los batidos altos en Hidratos de Carbono.

Por el contrario, cuando no queremos tanta energía disponible, y más aún, cuando tratamos de reducir el % de grasa corporal, tendremos que acudir a los batidos con elevadas concentraciones proteicas.

¿Cuándo hay que tomarlos?

Por la mañana. Tras la fase de sueño, que es altamente catabólica, conviene tomar un batido que contenga los tres macronutrientes: proteína, hidratos de carbono y grasas.

Nuestra recomendación por comodidad y sabor es el 8am de Nutrisport que podéis encontrar en este enlace.

Antes de entrenar. Antes de entrenar es inteligente aportar un poco más de Hidratos de Carbono de cadena larga, para que su descarga sea más lenta y no se generen picos de insulina.

Después del entrenamiento. Conviene aportar al organismo, cuanto antes, los macronutrientes que ha consumido por la agresión que le ha supuesto la carga de trabajo.

Reponer los niveles de glucógeno y aportar las proteínas y aminoácidos que precisa para una pronta y completa recuperación.

Antes de dormir. Inteligente estrategia sería aportar un batido de Caseína, proteína de asimilación lenta, que sea bajo en Hidratos de Carbono.

Todos los batidos que decidáis adquirir, que sean de marcas reconocidas y contrastadas, que garanticen que lo que estamos ingiriendo tiene la calidad que nuestro organismo se merece.

Más opciones, batidos, precios y disponibilidad haciendo click en este mismo párrafo.

«Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento» Hipócrates

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *