Cuáles son los mejores deportes para estar en forma a partir de los 50 años.

Esta es una pregunta de las más buscadas en la red en los últimos años.

Y es que, hacer deporte a partir de los 50 años para estar en forma, es una de las actividades sociales que más interés está generando en los últimos tiempos.

Llegada cierta edad, las personas buscamos sentirnos bien, tanto física como anímicamente. Y el deporte, a cualquier edad, pero especialmente en esta que trata el artículo es especialmente relevante.

Cada vez llegamos a determinadas edades en mejor condición, gracias a la alimentación, sanidad, hogares más termo protectores, etc.

Sin embargo, cada año somos más exigentes en todo, y el estar en forma a partir de los 50 años se ha vuelto un “must” para el 99% de la sociedad occidental.

No olvides visitar nuestra sección de recomendados

Llegados a este punto, ¿cuáles son los mejores deportes para estar en forma a partir de los 50 años?

Primeramente deberíamos decir que podrían practicarse los mismos deportes que a otras edades. Pero eso sólo es válido para personas que hayan hecho determinados deportes desde hace muchos años y sin interrupciones.

Nos referimos a evitar, si somos novatos, todos los deportes de contacto físico importante, tales como: fútbol, rugby, boxeo y similares.

Caminar. Es el inicio perfecto para personas que han sido sedentarias toda su vida, y no practicaron deporte de manera continuada jamás. Es un deporte de bajo impacto y libre de lesiones prácticamente. El coste, además es prácticamente cero. Conviene hacerlo de manera rápida, a buen ritmo e ir incrementándolo gradualmente, tanto en tiempo como en velocidad. Se puede iniciar con una hora diaria.

Carrera a pie. Sería el paso siguiente para los que se adaptaron perfectamente a caminar o para aquellos que ya tienen cierta resistencia.

los

El entrenamiento de fuerza es uno de los mejores deportes a partir de los 50 años

Natación. Muy recomendado desde hace muchos años por la comunidad médica. Trabajar casi en ingravidez hace que sea poco lesivo. Pero ojo, se debe tener una buena técnica de nado, porque de no ser así, puede ser contraproducente. Malos gestos repetidos de manera continuada pueden ocasionar tensiones en el cuello, por ejemplo, que acarreen problemas posteriormente. Lo ideal es tener esa técnica o empezar con un monitor los primeros días.

Ciclismo. Otro deporte sin impacto, sin contacto y que te aporta una enorme sensación de libertad al poder recorrer largas distancias en poco tiempo. A nivel cardiovascular es enormemente interesante, así como por su consumo calórico. Hay bicicletas muy buenas a precios muy interesantes para todo el público. Recomendamos adquirir una para evitar problemas de fiabilidad y seguridad. Una unidad que tengamos en casa parada hace muuuuchos años es otra opción, pero requiere que un técnico la revise. Ruedas, frenos, cableado y demás elementos de seguridad quizá convenga ser sustituidos.

Yoga, Taichí, Pilates. Existen multitud de actividades colectivas e individuales que son muy atractivas y amenas para aquellos que necesitan un extra de motivación. Si este es tu caso, acude al centro deportivo más cercano y consulta el listado de actividades y pregunta al técnico que imparte aquella/s que más te interesen el nivel de exigencia inicial.

Deportes de fuerza. Son una interesantísima opción porque estimula la producción de Testosterona, fortalece todo el cuerpo y fomenta el mantenimiento de la masa muscular y ósea.

También hay muchas opciones de entrenamiento online.