Cómo alimentarse al finalizar la prueba o entrenamiento

Pocos deportistas son los que dan la debida importancia a la correcta alimentación post-esfuerzo, ya que la mayoría priorizan el descanso, el masaje, la charla, el cambio de ropa, etc.… Generalmente, la alimentación pasa a ser un asunto secundario.

Hemos de saber que la nutrición post-esfuerzo es tan importante como la que efectuamos para afrontar la prueba o entrenamiento.

De una correcta alimentación post-esfuerzo, dependerá en gran medida el tiempo de recuperación del organismo, así como las horas que nos lleve reponer los niveles óptimos de glucógeno que hemos de reabastecer.

En el caso de que entrenemos únicamente dos o tres días a la semana, no es tan importante, ya que el organismo tendría tiempo suficiente para ir reponiendo niveles con el paso de las horas, pero si somos regulares y constantes en el entrenamiento y hacemos sesiones diarias, tenemos que prestar especial atención a este apartado nutricional.

En caso de deportistas profesionales, amateurs, cicloturistas que entrenen a diario, han de tener presentes las siguientes consideraciones:

El agua ha de administrarse con inmediatez tras el entrenamiento, ya que su ausencia limita el correcto transporte de nutrientes y deshecho de toxicidades por el organismo. Puede y debe combinarse o sustituirse, en ocasiones, por bebidas isotónicas, así como por zumos de fruta “naturales”, nunca industriales.

– Los carbohidratos son fundamentales para reponer, a la mayor brevedad posible, los niveles óptimos de glucógeno que necesitamos. Una alimentación pobre en H. de Carbono después del ejercicio, retrasa notablemente la recuperación.

– Administrar grandes cantidades de proteínas es un error. Muchos deportistas piensan que al haber ingerido muchos carbohidratos en las tomas anteriores a la prueba, lo correcto sería cambiar por proteínas la toma posterior al entreno o prueba.

– No es conveniente, tampoco, abusar de alimentos muy ricos en grasas, ya que ralentizan la digestión del resto de nutrientes

– Un error generalizado es comer poco tras el esfuerzo. Cierto es, que algunas personas carecen de apetito en esos momentos. Debemos acostumbrarnos a aportarle al organismo unas 300-400 calorías de alto aporte de H. de Carbono principalmente. Y pasadas dos horas de esta toma, hay que efectuar otra, en la que ya podemos equilibrar la relación entre H. de Carbono y Proteínas.

En la actualidad, la gran variedad de fabricantes de productos de suplementación deportiva, hacen que la recuperación sea correcta, si estamos bien asesorados y administramos las proporciones adecuadas de cada macronutriente.

Sin embargo, podemos acudir a la alimentación tradicional para lograr el mismo efecto recuperador, recurriendo a alimentos básicos y esenciales tales como: frutas, cereales, pan, arroces, pastas, patatas, y un sinfín de fuentes de H. de C.

Una Respuesta a Cómo alimentarse al finalizar la prueba o entrenamiento

  1. Carlos Arley Romero MARIN dijo:

    Muy interesantes y valiosos los conceptos y técnicas sobre el Ciclismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *