Cómo entrenar la confianza.

Seguro que recuerdas ese día en el que nada ni nadie podía pararte, o en contraposición aquel en el que las cosas empezaron a  torcerse desde el primer instante de competición y te fue imposible cambiar la situación.

Si esto te ha pasado en días seguidos, quizá, ni un día estabas tan bien, ni el otro tan mal. Simplemente un día confiabas más en tus posibilidades, y eso en un deporte de resistencia, como el ciclismo,  es fundamental.

Dos deportistas pueden tener el mismo nivel, pero aquel con mayor confianza en su potencial doblegará al otro.

La confianza en el ámbito deportivo es definida como la creencia de que se puede realizar con éxito una conducta deseada.

El nivel de confianza de cada deportista depende de un gran número de factores, tales como:

  • establecimiento correcto de metas y objetivos,
  • resultados obtenidos en anteriores competiciones,
  • motivación previa al evento, o confianza en la preparación llevada a cabo para dicha prueba.

Además, el nivel puede variar de un momento de la temporada a otro, de un año a otro, incluso día a día.

Imaginemos que un atleta tiene una lesión, aunque trabaje duramente durante el proceso de recuperación su auto confianza se verá mermada hasta que compita de nuevo y obtenga buenos resultados.

 Me gustaría citar uno de los factores claves para desarrollar la autoconfianza: el locus de control.

En un sentido más práctico, podemos definir el locus de control, como la atribución que hacemos de nuestros éxitos.

Es decir, si nuestros éxitos son debidos a nuestro esfuerzo y capacidad (locus de control interno), o a factores externos tales como la suerte, pobre nivel de los rivales (locus de control externos).

Los deportistas con confianza son conscientes de lo que escapa a su control pero del mismo modo saben qué tiene que mejorar para lograr superar sus objetivos, y saben qué depende de ellos.

¿Qué podemos hacer para mejorar la confianza?. Existen numerosas técnicas que permiten aumentar la confianza en un mismo. Muchas de ellas son algo abstractas, así que intentaré explicar mediante un ejemplo como desarrollar esta capacidad. Recordad que el éxito de una buena preparación mental es la perseverancia y la práctica.

 Pautas para mejorar la confianza

  1. Entrenar de forma organizada y metódica. Como decía Haile Gebrselassie la confianza se desarrolla durante el entrenamiento. Todos sabemos reconocer que los entrenamientos son la base de un buen rendimiento, por tanto, sin un entrenamiento en condiciones nuestra confianza se verá mermada. A mi modo de ver un entrenador cualificado es indispensable para llevar a cabo esta labor. Por mucho que creamos que disponemos de los suficientes conocimientos para auto entrenarnos, el apoyo psicológico del entrenador, y el saber a ciencia cierta que estamos realizando el trabajo correcto no lo tendremos si no es con la ayuda de un profesional de la preparación física.
  2. Llevar una correcta alimentación y recuperación. La explicación sería la misma que en el punto anterior.
  3. Marcarnos pequeños objetivos diarios, semanales y mensuales. Estos objetivos nos permitirán mantener una buena motivación, y al mismo tiempo una buena confianza.
  4. Mantener una actitud positiva, no desanimarse ante los pequeños fracasos, recordar que lo importante es el resultado global y este no depende de ningún momento puntual.
  5. Trabajar en los puntos débiles que normalmente son aquellos que nos restan confianza.
  6. Recordar actuaciones pasadas en las que hemos realizado buenas actuaciones.
  7. Mantener un diálogo interior positivo.
  8. Días antes de la competición importante no realizar actividades que puedan mermarnos mentalmente.

Por último, me gustaría citar un fenómeno que describiré más ampliamente en posteriores artículos, y que está muy relacionado con la autoconfianza, la denominada indefensión aprendida.

Podríamos describir este suceso como la percepción de que nuestras acciones, sean cuales sean, no van a llevarnos a obtener un resultado positivo.

Para ilustraros mejor el término, os adjunto un vídeo en el que se puede observar muy bien.

Joan Sanchís Zaragoza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *