Ciclismo: La recuperación.

La recuperación en el ciclismo es, de vital importancia. Muchos ciclistas se afanan en entrenar y castigarse duramente con series y sesiones de entrenamiento maratonianas, olvidando el más que necesario descanso.

¿Qué se entiende por recuperación en el mundo del ciclismo? Es el “proceso mediante el cuál, nuestro organismo busca su óptimo punto de equilibrio, tras una “agresión” (generalmente carga de trabajo), a través de diferentes vías, tales como descanso, alimentación, terapias externas, psicología…”.

Técnicamente estamos hablando de la Homeostasis, que puede definirse como “Tendencia de los organismos vivos a adaptarse a condiciones nuevas y a equilibrarse a pesar de los posibles cambios que le afecten”.

Realmente, debemos de tener en consideración que el descanso es, posiblemente, la parte más necesaria e imprescindible del entrenamiento.

Sin ir más lejos, es lo que nos permite consolidad y asimilar las sesiones o cargas de entrenamiento, y además nos pone en disposición de hacer frente a la siguiente carga o sesión de entrenamiento o competición.

En preparación física, la base del progreso y mejora en la condición física se apoya claramente en este episodio recuperacional.

Siempre que te sometes a una sesión de entrenamiento, tu organismo a nivel general y específico, se ve agredido y su nivel de condición física disminuye y es inferior al estado que tenía antes de empezar la sesión.

Una vez en ese estado, tu organismo estresado ya por la sesión, inicia la preparación para la próxima sobrecarga, mediante la adecuación muscular y las consiguientes adaptaciones neuromusculares, buscando una mayor eficiencia prestacional, así como un innumerable listado de mejoras sistémicas imprescindibles.

Estos mecanismos de ajuste, propician que la siguiente carga o entrenamiento al que tu cuerpo se vea sometido, éste será más fuerte, rápido y resistente.

Señores, nos estamos refiriendo al ya tratado en esta web, principio de Supercompensación.

Aquel deportista que prescinda de este descanso, que no permita a su organismo recuperarse de un esfuerzo importante, impedirá la citada supercompensación.

Si este mismo sujeto, comete este error una y otra vez, de forma recurrente, lo más probable es que lleve a su organismo a un estado de Fatiga Crónica muy peligroso.

Y al contrario, cuando el ciclista deja pasar demasiadas sesiones entre cargas de trabajo, su organismo no mejorará, ya que el efecto causal de la supercompensación habrá desaparecido, y el organismo busca siempre su estado anterior.

De ahí que lo más difícil, en muchas ocasiones, es encontrar ese punto de equilibrio tan personal e intransferible para cada individuo. También por eso, es necesario que nos observe, oriente, guíe y entrene una persona ajena a nosotros, que sea realmente objetiva, y no se vea condicionada por nuestra particular manera de vernos.

Como muchos de vosotros ya conocéis, existen principalmente 2 tipos de descanso:

  • Descanso Activo: Jornadas de entrenamiento carentes de series, puertos, cargas y demás elementos propiciadores de estrés físico.
  • Descanso Total: Aquellas jornadas en las que el deportista interrumpe completamente su actividad deportiva.

Tiempo de recuperación.

Como es lógico, el tiempo de recuperación depende de varios aspectos:

  • Edad del deportista. No se recupera de igual modo un individuo de 25 años de edad, que el mismo, con 47 años. La capacidad de carga de trabajo y de recuperación de la misma, es muy diferente, y es un factor muy a tener en cuenta.
  • Tipo de carga de trabajo a recuperar. Efectivamente, no se recupera igual un ciclista de una etapa reina de el Tour de Francia, que de una estapa prólogo de 15km.
  • Estado de forma del ciclista. Cuando el deportista está en “estado de gracia”, su organismo es mucho más eficiente, tanto en las prestaciones competitivas, como en la recuperación de las sesiones de trabajo.
  • Momento de la temporada. Condiciona mucho en el proceso de recuperación del deportista, el momento de la temporada en la que se encuentra. No se recupera igual en el mes de Mayo que en el mes de Septiembre, como es natural, tras muchas más cargas de trabajo.
  • Niveles de sus valores analíticos. Si uno o varios de los indicadores sanguíneos de una prueba analítica están por debajo de los valores fisiológicos apropiados (Hemoglobina, Hematocrito…), la recuperación será bien distinta a la del mismo individuo con todos los parámetros en perfecto estado.
  • Estado de salud. Basta que estemos acusando un pequeño proceso infeccioso, para que el tiempo de recuperación de nuestro cuerpo, se vea espectacularmente retrasado y condicionado.

No es objeto del presente artículo recetar los tiempos de recuperación para cada deportista, ya que esa función le corresponde a tu entrenador o preparador físico.

Veamos cómo se puede acelerar ese proceso de recuperación, para poder hacer frente cuanto antes y en la mejor condición posible, la siguiente carga, o prueba competitiva.

Mecanismos de apoyo en la recuperación:

Existen varios sistemas o métodos para propiciar y mejorar el debido proceso de recuperación, así como para reducir los tiempos.

Algunos de los más socorridos son los siguentes:

  • Masaje. Imprescindible en el ciclismo de competición. No ejecutarlo de manera muy profunda y agresiva las 24h antes de la competición.
  • Hidromasaje. A falta de una buena sesión de masaje, puede ser un buen sustituto.
  • Sauna. Nunca después de cargas de trabajo con mucho calor, o de largas sesiones de entrenamiento.
  • Pozo frío. Cada día más utilizado. Es uno de los agentes externos más eficientes en la recuperación del tren inferior.
  • Estiramientos. Muy importantes tras la carga de trabajo. No aconsejados justo antes de iniciar la actividad física.
  • Hidratos de Carbono. Justo nada más finalizar la sesión. Obligatorios para reponer los niveles de glucógeno agotados tras el esfuerzo. Lo ideal sería 1.5gr de H de Carbono por cada kg de peso.
  • Sueño. Importantísimo agente de recuperación y muy a tener en cuenta. Ya citados en esta Web todas sus ventajas y propiedades.

Así como en la competición, no siempre gana el que más gasta, sino el que más economiza, con la recuperación pasa lo mismo. No siempre es inteligente entrenar mucho, sino lo suficiente y proveer al sujeto, del conveniente descanso inter-cargas.

Feliz entreno y mejor descanso.

6 Respuestas a Ciclismo: La recuperación.

  1. Pingback: La Recuperación del ciclista | Bike & Breakfast - Blogs eldiariomontanes.es

  2. juan dijo:

    hola ,queria saber si despues de dar un recorrido de 60 kms es bueno meterse en la bañera con agua caliente para relajar los musculos..
    gracias

  3. Jose Manuel dijo:

    Buenas Juan… Justamente es todo lo contrario… tras una dura jornada, el agua que mejor nos va a recuperar es el agua fría… Exactamente lo ideal es el llamado Pozo Frío… Un saludo.

  4. Pingback: polo ralph lauren pas cher

  5. Pingback: maillot psg 2013

  6. Pingback: Zona Matxin | El otro cansancio del deportista: el mental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *