Psicología del Deportista: “Los Objetivos” (II)

Una vez establecidos los objetivos, es la hora de ponerse en marcha y dar el máximo para conseguir lo que nos hemos propuesto. Pero no es fácil, muchas veces el entusiasmo inicial se va apagando, y nuestro compromiso decae.

En estos casos, no es extraño que la tarea se abandone y el objetivo final no se consiga. Veamos qué hacer para que esto no suceda.

Nadie se esfuerza en conseguir algo que no desea firmemente

Recordad que la elección del objetivo es fundamental. Nadie se esfuerza en conseguir algo que no desea firmemente y en el mejor de los casos, tras varias semanas de sacrificio y constancia se deja de lado la tarea.

Plantéate correctamente los objetivos, pregúntate si deseas realmente conseguirlo y si estás dispuesto a darlo todo para ello. Si es así, sigue leyendo.

Una vez establecidos con claridad, seguir algunos de estos consejos te ayudará a ser constante, y por lo tanto, a alcanzar las metas planificadas con anterioridad: 

  • Divide el objetivo, no me cansaré de decirlo, dividir el objetivo en otros más pequeños hace que tu motivación y confianza se vean incrementada. Planifica qué necesitas para obtener lo que quieres, elabora los pasos necesarios.

  • Escríbelo. Escribir en un folio tu objetivo, y ponerlo en la nevera es una buena forma de tener presente cada día, qué quieres conseguir.

  • Comprométete contigo mismo a mantenerte positivo pase lo que pase. El camino hacia un objetivo es normalmente largo, y por ello estará lleno de obstáculos. Haz de ellos algo que te motive, un aliciente.

  • Haz un diario y revísalo cada día. Date cuenta de lo que has conseguido, de lo que has mejorado. En infinidad de ocasiones prestamos mucha más atención a los aspectos negativos que a los positivos, este ejercicio te ayudará a cambiar de perspectiva.

  • Prémiate cada vez que consigas un reto. Unas simples palabras para ti mismo como “muy bien, has conseguido aquello que veías tan complicado”, o algo más material, como una rica comida después de las 4 horas de entrenamiento, pueden ser algún ejemplo.

  • Haz partícipe a otros.  Cuéntales a otros qué estás dispuesto a hacer, qué vas a conseguir. Esto aumentará tu compromiso. Hoy en día utilizando las redes sociales podemos obtener un feedback que puede ser muy positivo. Escribir en nuestro muro de facebook el reto que queremos conseguir, y los entrenamientos realizados, para que nuestros contactos los vean y comenten, es una buena idea.

  • Visualiza el resultado final. Si bien es cierto que debes dividir el objetivo en otros más pequeños, visualizar aquello que queremos obtener finalmente nos ayudará en los pequeños baches que puedan surgir, y a poner más empeño en cada tarea. Por ejemplo, si queremos perder peso, visualizarnos delgados, nos motivará para seguir con el trabajo, sin olvidar que para bajar de peso debemos: ir a un nutricionista, seguir el plan establecido, realizar ejercicio, etc. Es decir debemos también dividir el objetivo.

Utilizar todas las estrategias propuestas sería contraproducente puesto que no crearía una ansiedad innecesaria. Utiliza aquellas que creas que más te pueden ayudar.

Joan Sanchís Zaragoza

Una Respuesta a Psicología del Deportista: “Los Objetivos” (II)

  1. Fantástico aporte, teniendo en cuenta que la vida deportiva de un atleta depende sobre todo de su cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *