La DGT y el Ciclista. Qué debemos conocer, según la dgt

Creo que la Educación, en todos los ámbitos de la vida, es fundamental para que una sociedad democrática, civilizada y moderna, pueda mantener un mínimo de convivencia, eficiencia y tolerancia.

En la sociedad actual, las nuevas tecnologías, los avances técnicos, infraestructuras, medios de locomoción de última generación, han de coexistir con nuestras frágiles y vulnerables bicicletas. Muchas veces los ciclistas nos quejamos de determinadas maniobras, de determinados comportamientos, de según qué conductas al volante de determinados conductores, pero ¿nos hemos parado a pensar qué hacemos mal nosotros cuando utilizamos una vía pública, o si conocemos al 100×100 lo que indica el Código de Circulación?. Señores, hagamos un poco de autocrítica, e invirtamos unos pocos minutos en leer lo que la DGT nos pide cuando tomamos la decisión, en algunos casos diaria, de salir a la vía pública a bordo de nuestras frágiles monturas de acero, o algunos privilegiados, de carbono, aluminio y similares…

CONTENIDO ÍNTEGRO DE LA GUÍA CICLISTA DE LA DGT

Ante un paso para peatones debidamente señalizado o cuando se vaya a girar, para entrar en otra vía y haya peatones cruzándola, aunque no haya paso para estos.

AL APROXIMARSE A UNA INTERSECCIÓN O CRUCE: La preferencia de paso se verificará, siempre, atendiendo a la señalización que la regule: Ya sea un agente con el brazo levantado verticalmente o con el brazo o brazos extendidos. También ante una señal luminosa como la luz roja del semáforo o la luz amarilla no intermitente, salvo que el ciclista se encuentre tan cerca del lugar de detención que no pueda parar, antes del semáforo, de forma segura. Y siempre ante una señal horizontal de detención obligatoria o Stop. O ante una señal vertical de ceda el paso si vinieran otros vehículos por una vía preferente.

PARA PARAR O ANTE LA NECESIDAD DE FRENAR BRUSCAMENTE: Hay que indicarlo moviendo el brazo, alternativamente de arriba abajo, con movimientos cortos y rápidos.

GIRO A LA DERECHA: Hay que situarse lo más cerca posible del borde derecho de la calzada y comprobar si la situación de los demás usuarios de la vía permite realizar el giro, advirtiendo la maniobra con tiempo suficiente, de la siguiente forma: brazo en posición horizontal, con la palma de la mano extendida hacia abajo, si el giro va a ser hacia el lado que la mano indica, o doblado hacia arriba si va a girar hacia el lado contrario.

GIRO A LA IZQUIERDA: SI LA VÍA ES DE SENTIDO ÚNICO hay que situarse, lo más cerca posible, al borde izquierdo de la calzada y señalizar con suficiente tiempo la maniobra, extendiendo horizontalmente el brazo izquierdo a la altura del hombro y con la mano abierta hacia abajo o con el brazo derecho doblado hacia arriba y la palma de la mano extendida.

SI LA VÍA ES DE DOBLE SENTIDO hay que ceñirse a la marca longitudinal de separación o mediana y si ésta no existiese al eje de la calzada, sin invadir la zona destinada al sentido contrario.

SI LA VÍA TIENE UN CARRIL ACONDICIONADO PARA ESTE GIRO, ya sea urbana o interurbana, hay que situarse en él, con suficiente antelación, y girar cuando la señalización existente lo permita.

SI LA VÍA INTERURBANA NO DISPONE DE UN CARRIL ACONDICIONADO para el giro a la izquierda, hay que colocarse a la derecha, fuera de la calzada siempre que sea posible, e iniciarlo desde ese lugar.

CUANDO SE CIRCULE POR UNA VÍA INTERURBANA: SI NO EXISTE VÍA PARA CICLISTAS, en el caso de que no exista vía, o parte de ella que esté especialmente destinada a las ciclistas, hay que circular por el arcén de la derecha si fuera transitable o suficiente, y si no lo fuera, se utilizará la parte imprescindible de la calzada.

SI EXISTE VÍA PARA CICLISTAS, ésta estará indicada con las correspondientes señales Únicamente se podrá abandonar el arcén en descensos prolongados con curva, cuando razones de seguridad lo permitan, excepto si se circula por una autovía.

PARA EFECTUAR UN ADELANTAMIENTO: Hay que advertirlo con antelación, y comprobar que existe el espacio suficiente para que la maniobra no ponga en peligro ni entorpezca a quienes circulan en sentido contrario. La distancia lateral con el vehículo al que se adelanta no será inferior a 1´50 m. No se considera adelantamiento el producido entre ciclistas que circulen en grupo.

CIRCULACIÓN POR AUTOPISTAS Y AUTOVÍAS: Los ciclistas tienen prohibido circular, como norma general, por autopistas y autovías. No obstante, los conductores mayores de 14 años pueden circular por los arcenes de las autovías, salvo que una señal lo prohíba por razones justificadas de seguridad vial, en cuyo caso, un panel indicará un itinerario alternativo.

Como acabamos de ver, esto nos propone la DGT con la idea de tener todos claro cómo comportarnos en la vía pública, cuando nos desplazamos en nuestras bicicletas. Me gustaría finalizar este artículo, indicando que lo más importante es la prevención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *