El metabolismo basal en la evolución humana

El metabolismo basal en la evolución humana

Leyendo el gran comentario de Óscar Díez sobre el metabolismo basal, se me han ocurrido un par de cosas que compartir sobre el mismo, desde un punto de vista antropológico.

El proceso de formación del hombre actual ha pasado por diferentes etapas. No hay sólo una causa que explique por qué el Homo Sapiens –nosotros- es así, pero uno de los principales motivos es la optimización del citado metabolismo basal.

Hace unos 2,5 millones de años se produce un cambio climático que conlleva la extensión de medios abiertos como la sabana. Dos tipos de homínidos se adaptan a esta nueva presión del medio:

• los parántropos, especializados en masticación de vegetales duros: semillas, legumbres secas, frutos con cáscara…

El tamaño de la mandíbula de los parántropos pueden hacernos
comprender la incidencia metabólica de su sistema digestivo.

• los primeros Homo, que incorporan la ingesta de carne a la dieta, primero como carroñeros y luego como cazadores.

Frente la pesada digestión del alimento vegetal rico en celulosa por parte del parántropo, la fácil asimilación de la carne provocó un acortamiento del tubo digestivo del género Homo que incidió directamente en su desarrollo cerebral. El motivo: el menor gasto invertido en la digestión, debido a la fácil asimilación de la citada carne, compuesta por grasa de gran poder calorífico y por nutrientes proteínicos de alta calidad. El reparto porcentual del metabolismo basal entre los diferentes sistemas del organismo se alteró, asimilando ese excedente energético el cerebro del género Homo. El fin del monopolio metabólico del sistema digestivo supuso, por tanto una liberación del gasto energético para funciones vitales, que pudo ser utilizada para otro tipo de adaptaciones superpuestas a través del cerebro, como el lenguaje.

BIBLIOGRAFÍA

• HARRIS, M. “Bueno para comer”, Alianza, Madrid, 2002.
• ARSUAGA, J.L. “La especie elegida”, Temas de Hoy, Madrid, 2002.

Carlos Javier Caso Bustillo

-Licenciado en Antropología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *