El freno contrapedal

Los frenos contrapedal son un gran desconocido en España. No así en otros países europeos como Dinamarca, Suecia, Holanda o Países Bajos.

Y no es que sea un sistema de frenado moderno. Se remonta al año 1896, y fue una evolución de los sistemas de piñón fijo habituales de aquella época.

Las ventajas de este sistema de frenado son, entre otras:

          Ligereza. Evitas todos los elementos auxiliares que conlleva un sistema de frenado tradicional: frenos, zapatas, cableados, maneta…

          Discreción. Derivado del apartado anterior, son invisibles para el ojo de un profano

          Son ajenos totalmente a las inclemencias meteorológicas. Su rendimiento no se verá afectado por elementos tales como el agua, polvo, barro, etc.

Instalación

Si lo que nos preocupa es el montaje e instalación en una de nuestras bicicletas, el siguiente video nos lo explica de manera gráfica y sencilla:

 

Video extraído del Canal YouTube de Santa Fixie

Como habréis podido comprobar, no puede ser más fácil de instalar por nosotros mismos con apenas herramienta.

De hecho, los componentes vienen ya integrados y por menos de 16 euros podemos tener una unidad de frenado contrapedal como la de la imagen siguiente:

Siempre recomendamos extremar las medidas de seguridad sobre la bicicleta; y un buen sistema de frenado se vuelve esencial para salvaguardar nuestra integridad física.

Al ser un elemento de frenado nuevo para la mayoría de vosotros, emplead unos minutos de adaptación al nuevo elemento de seguridad, en una zona libre de peatones y/o vehículos, antes de salir a rodar en espacios públicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*