El ciclista y el lactato

Con tan sólo un par de semanas de entrenamiento, cualquiera de nosotros que haya iniciado una actividad deportiva aeróbica, como sucede con el ciclismo, se ha encontrado con el “denostado” Ácido Láctico en sus piernas y ha maldecido el momento en el que se le presentaron.

Con tan sólo un par de semanas de entrenamiento, cualquiera de nosotros que haya iniciado una actividad deportiva aeróbica, como sucede con el ciclismo, se ha encontrado con el “denostado” Ácido Láctico en sus piernas y ha maldecido el momento en el que se le presentaron.

Basta que hayamos subido un repecho a una intensidad media-alta, o que hayamos “forzado la máquina” en un determinado momento, para que hayamos sentido un “calentón” en las piernas que haya forzado a nuestro organismo a levantar el pie del acelerador.

Nos hemos topado con que el oxígeno del que disponemos en sangre no es suficiente para hacer frente a la demanda de energía existente en nuestro sistema muscular. Esto hace que el lactato se produzca de manera más rápida y nuestros tejidos se vean desbordados e incapaces de deshacerse de él, incrementando por consiguiente, su concentración en nuestro organismo.

Hemos de tener en cuenta que el Lactato se está produciendo de manera continua en nuestro organismo durante el metabolismo y, de hecho, podemos valorar su concentración desde los 2mmol/l cuando no estamos efectuando actividad alguna, más que la de mantener nuestras constantes vitales básicas, hasta picos de 18-22mmol/l cuando efectuamos una actividad física muy exigente.

De inicio, no debemos considerar la producción de Ácido Láctico como un proceso perjudicial, negativo y perverso hacia nuestro organismo, ya que durante la fabricación del Lactato, producimos un elemento imprescindible para la producción de energía (ATP) y la glucólisis que nos van a permitir continuar con la actividad deportiva.

Entonces, ¿cuál es el problema?… Pues que, cuando forzamos la maquinaria para incrementar las prestaciones en esfuerzos máximos y submáximos, el proceso metabólico oxidativo no es capaz de producir ATP con la celeridad necesaria que nos solicita el sistema muscular, y los tejidos musculares se saturan, y experimentamos un importante dolor muscular agudo.

Hemos entrado en fase anaeróbica láctica, y esta fase no puede mantenerse durante mucho tiempo.

El entrenamiento tiene, entre sus principales objetivos, retrasar al máximo el punto de partida de esta saturación de la producción energética y de su tardía aparición vendrá dado su éxito para el deportista.
Por ello es de vital importancia conocer, mediante sofisticadas pruebas de esfuerzo (ergometrías), cuáles son nuestros umbrales, y así poder optimizar nuestras limitaciones aeróbicas.

Tal es así, que con toda esa información en poder de nuestro preparador físico, nos dará las pautas individuales para conocer cómo debemos plantear los entrenamientos con el objetivo de especializar al organismo del ciclista al máximo, para favorecer su capacidad aeróbica, y en la competición, ser capaces en todo momento, de conocer en fases muy exigentes de la carrera, si estamos al límite de nuestra capacidad de una manera objetiva, y no sólo mediante “sensaciones” que, en ocasiones, puedan estar condicionadas por nuestro propio estado mental (falta de confianza, miedos, temores…).

Por estas y otras razones, os invito a que efectuéis las citadas pruebas de esfuerzo, os pongáis en manos de profesionales cualificados y le deis todo el sentido posible al entrenamiento que con tan buena disposición afrontamos cada temporada.

Si además de ello, eres de los que dan un paso más, y te pones el dorsal para medir tus prestaciones con el resto de competidores, les estarás dando mucha ventaja si únicamente entrenas de forma instintiva.

2 Respuestas a El ciclista y el lactato

  1. ORIOL MUNYOZ dijo:

    Hola J.M.;

    soy un fiel “@follower” tuyo y cómo tal quería poder compartir este articulo a través de Facebook. Sin embargo no veo la etiqueta para tal efecto…estaría bien que las incluyeras, tanto la de FBK como Twitter i LinkedIn.

    Saludos maestro.

  2. hernan torres forero dijo:

    están muy buenos todos los consejos que nos están brindando a través de este medio, por favor publiquen mas artículos relacionados con el ciclismo, muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *