Ciclismo: Algunos conceptos básicos de entrenamiento (definiciones) 1ª EntregaCiclismo: Algunos conceptos básicos de entrenamiento (definiciones)

En esta primera entrega, vamos a tratar de definir diversos conceptos que, en su inmensa mayoría ya hemos oído, pero no conocemos con precisión, su significado concreto.

En esta primera entrega, vamos a tratar de definir diversos conceptos que, en su inmensa mayoría ya hemos oído, pero no conocemos con precisión, su significado concreto.

El vocabulario específico del entrenamiento puede llegar a ser muy extenso, por ello vamos a tratar de definir los más socorridos.

  • Entrenamiento: Es el trabajo que desarrolla el deportista, fuera del ámbito competitivo, con el objetivo de adquirir las habilidades, destrezas, aptitud física, aptitud mental, resistencia, fuerza, potencia, elasticidad, velocidad, o cualquiera que sea la necesidad del individuo, que le permita al mismo, superar con éxito las exigencias propias de su actividad deportiva competitiva o lúdica.
  • Recuperación: Es el proceso mediante el cual el deportista prepara su organismo para asimilar el esfuerzo al que se le ha sometido durante la sesión de entrenamiento, con el fin de estar en condiciones óptimas para la consecución de la siguiente sesión, o la práctica deportiva competitiva.
  • Umbral Anaeróbico:  Se trata de la zona de trabajo cardíaca, por encima de la cual, el organismo es incapaz de eliminar todo el ácido láctico que se genera por efecto del ejercicio, y que empieza a acumularse. Lo más normal es que estemos hablando de una frecuencia cardíaca en torno al 85% de la Frecuencia Cardíaca Máxima. Sin bien es cierto que puede variar en función del nivel de entrenamiento, edad, estado de salud, etc. del individuo.
  • Umbral Aeróbico: Estamos hablando de la zona de trabajo cardiovascular, situada justamente por debajo del Umbral Anaeróbico. En este momento, el oxígeno que introducimos en el organismo, es suficiente para producir energía y se inhibe, por tanto, la acumulación excesiva de ácido láctico en nuestro sistema. La energía se produce de forma aeróbica. Podemos decir que se sitúa en un rango inferior al Anaeróbico de entre 15 y 35 pulsaciones por minuto. O también podemos indicar que ronda el 60-70% de la Frecuencia Cardíaca Máxima. Al igual que el Umbral Anaeróbico, este rango se ve condicionado por el estado general del individuo.
  • Series: Son el conjunto de repeticiones efectuado con una misma carga de trabajo.
  • Repeticiones: Son la realización de la tarea propuesta hasta conseguir el resultado planteado (tiempo, distancia, velocidad, pulsaciones…).
  • Carga de entrenamiento: Se trata de la cantidad de trabajo de entrenamiento a la que se ve sometido el deportista. Abarca el grado de estimulación a la que se fuerza al individuo mediante el trabajo muscular y que provocará una reacción funcional de determinada intensidad y duración.
  • Resistencia: Es la capacidad que un deportista tiene para mantener un esfuerzo eficaz durante el mayor espacio de tiempo posible.
  • Fuerza: Es la capacidad física del deportista, que le permite desplazar masas a una determinada velocidad. De hecho la física la define como “Fuerza = Masa x Aceleración”.
  • Potencia: Es la capacidad física del deportista, que permite que la musculatura del individuo se contraiga, venciendo una resistencia opuesta.
  • Velocidad: Es la capacidad física del deportista, que le permite realizar actividades motoras cíclicas o acíclicas en el menor espacio de tiempo posible. De hecho la Física nos indica que “Velocidad = Espacio / Tiempo”.
El vocabulario técnico, afortunadamente, cada día está más extendido entre los deportistas.
Muestra evidente del interés que tienen en conocer y dominar un poco más las técnicas de entrenamiento existentes.

El vocabulario específico del entrenamiento puede llegar a ser muy extenso, por ello vamos a tratar de definir los más socorridos.

  • Entrenamiento: Es el trabajo que desarrolla el deportista, fuera del ámbito competitivo, con el objetivo de adquirir las habilidades, destrezas, aptitud física, aptitud mental, resistencia, fuerza, potencia, elasticidad, velocidad, o cualquiera que sea la necesidad del individuo, que le permita al mismo, superar con éxito las exigencias propias de su actividad deportiva competitiva o lúdica.
  • Recuperación: Es el proceso mediante el cual el deportista prepara su organismo para asimilar el esfuerzo al que se le ha sometido durante la sesión de entrenamiento, con el fin de estar en condiciones óptimas para la consecución de la siguiente sesión, o la práctica deportiva competitiva.
  • Umbral Anaeróbico:  Se trata de la zona de trabajo cardíaca, por encima de la cual, el organismo es incapaz de eliminar todo el ácido láctico que se genera por efecto del ejercicio, y que empieza a acumularse. Lo más normal es que estemos hablando de una frecuencia cardíaca en torno al 85% de la Frecuencia Cardíaca Máxima. Sin bien es cierto que puede variar en función del nivel de entrenamiento, edad, estado de salud, etc. del individuo.
  • Umbral Aeróbico: Estamos hablando de la zona de trabajo cardiovascular, situada justamente por debajo del Umbral Anaeróbico. En este momento, el oxígeno que introducimos en el organismo, es suficiente para producir energía y se inhibe, por tanto, la acumulación excesiva de ácido láctico en nuestro sistema. La energía se produce de forma aeróbica. Podemos decir que se sitúa en un rango inferior al Anaeróbico de entre 15 y 35 pulsaciones por minuto. O también podemos indicar que ronda el 60-70% de la Frecuencia Cardíaca Máxima. Al igual que el Umbral Anaeróbico, este rango se ve condicionado por el estado general del individuo.
  • Series: Son el conjunto de repeticiones efectuado con una misma carga de trabajo.
  • Repeticiones: Son la realización de la tarea propuesta hasta conseguir el resultado planteado (tiempo, distancia, velocidad, pulsaciones…).
  • Carga de entrenamiento: Se trata de la cantidad de trabajo de entrenamiento a la que se ve sometido el deportista. Abarca el grado de estimulación a la que se fuerza al individuo mediante el trabajo muscular y que provocará una reacción funcional de determinada intensidad y duración.
  • Resistencia: Es la capacidad que un deportista tiene para mantener un esfuerzo eficaz durante el mayor espacio de tiempo posible.
  • Fuerza: Es la capacidad física del deportista, que le permite desplazar masas a una determinada velocidad. De hecho la física la define como “Fuerza = Masa x Aceleración”.
  • Potencia: Es la capacidad física del deportista, que permite que la musculatura del individuo se contraiga, venciendo una resistencia opuesta.
  • Velocidad: Es la capacidad física del deportista, que le permite realizar actividades motoras cíclicas o acíclicas en el menor espacio de tiempo posible. De hecho la Física nos indica que “Velocidad = Espacio / Tiempo”.
El vocabulario técnico, afortunadamente, cada día está más extendido entre los deportistas.
Muestra evidente del interés que tienen en conocer y dominar un poco más las técnicas de entrenamiento existentes.

5 Respuestas a Ciclismo: Algunos conceptos básicos de entrenamiento (definiciones) 1ª EntregaCiclismo: Algunos conceptos básicos de entrenamiento (definiciones)

  1. Pingback: Anónimo

  2. Pingback: maillot de foot france

  3. Pingback: celine luggage phantom square bag

  4. Pingback: proxy server

  5. Pingback: car title loan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *