5 Razones para entrenar con una pelota

La pelota de fitball o balón suizo fue desarrollada en 1963 por Aquilino Cosani, un fabricante de plásticos italiano que desarrolló  un proceso de moldeo de grandes bolas de plástico.

Fue entonces cuando algunos fisioterapeutas suizos comenzaron a utilizarlas en programas de terapia física para el desarrollo neurológico, para tratamientos con recién nacidos y adultos con problemas ortopédicos o médicos.

El término “balón suizo” se empezó a utilizar cuando los fisioterapeutas estadounidenses comenzaron a utilizar estas técnicas en América del Norte después de ver sus beneficios en Suiza. 

En la actualidad, estos ejercicios son utilizados en el entrenamiento deportivo,como parte de una rutina de acondicionamiento físico general y los vemos muy a menudo en ejercicios alternativos como el Pilates y el yoga.

Lo que más nos va a importar a la hora de decidir entrenar con una pelota de fitball, es su característica inestabilidad.

Nuestro cuerpo necesita ajustarse constantemente para lograr mantenerse encima de la pelota.

Estos pequeños ajustes fortalecen nuestros músculos, y además favorecen la circulación de la sangre mejorando la calidad de los espacios en los que se encuentran los discos intervertebrales.

Trabajar encima de una pelota implica trabajar toda la musculatura estabilizadora, lumbar y pélvica.

El ejercicio se convierte en un ejercicio más global, y no se limita al área específica que queremos fortalecer. El entrenamiento es más funcional y se logran mayores resultados.

El trabajo sobre el balón tiene un efecto directo sobre la musculatura y por lo tanto sobre nuestra postura, reduciendo notablemente el riesgo de lesión.

Si quieres probarlo, te recomendamos esta versión del puente de hombros colocando la pelota en los pies:

Beneficios:

– Sirve para trabajar todas las zonas del cuerpo, corrigiendo las posturas sobre el balón, lo que mejorará en mayor medida nuestro nivel postural.

– Mejora el equilibrio y la propiocepción (es lo que nos permite saber cuál es la posición relativa de los diferentes músculos a lo largo de todo el organismo)

– Trabajamos equilibrio, flexibilidad y coordinación  a la vez que la fuerza y la resistencia.

– Tonifica los músculos.

– Permite un trabajo dinámico y mucho más divertido.

Así que… ¿a qué esperas para incluirlo en tus rutinas?

Aquí os dejamos una pequeña tabla con las medidas que se suelen utilizar en función de la altura, para que elijas bien tu pelota:

Altura de la persona – Diámetro del fitball

1,50 cm a 1,63 cm – 55 cm

1,64 cm a 1,79 cm – 65 cm

A partir de 1,80 cm – 75 cm

Natalia Garcia de la Rasilla

@nataSupDreamers

https://www.facebook.com/nata.arambarri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*